Se trata de un fallo encontrado y reportado en la última versión de MacOS High Sierra.

Root, el nombre de usuario común para administrar un sistema es el problema. Pues para inciar sesión en cualquier dispositivo Apple que tenga instalada la versión de MacOS High Sierra únicamente tienes que poner esto dejando en blanco el campo de contraseña.

Resulta, que si nos dirigimos a las preferencias del sistema podemos hacer y deshacer lo que queramos dentro del mismo, pues se tiene completo acceso a toda la configuración. ¡Imagina que tengan acceso a tu perfil de Apple ID!, realmente peligroso.

Podemos mofificar, crear y ver archivos. Pero… también podemos cambiar contraseñas y privilegios de usuarios. Esto es una puerta abierta a posibles ataques de toda una red y claro, del mismo ordenador si sucediera el caso en que un usuario no autorizado tuviera en sus manos alguna computadora de Apple.

 

Deja un comentario