No sé si te has preguntado qué tan propensos están nuestros datos respecto al mal uso fuera de nuestro consentimiento; la mayoría cometemos errores, pero ahora mismo te doy unos ejemplos y maneras de cómo evitarlo.

Hace un par de días se compartió en WhatsApp un mensaje en donde te ofrecían Spotify gratis por un año solo si compartías esemensaje a 30 de tus contactos, desilusionado te enteraste que todo era una farsa. (como cuando encuentras un billete de 500 pesos, lo levantas y descubres que es parte de la publicidad de una casa de empeño).

 

 

¿Con que finalidad hacen las “Cadenas” con promociones falsas?

Bueno, la mayoría de las veces es para recolectar información de manera ilícita utilizando aplicaciones o membresías como recompensa. De esta manera te enviaran publicidad sin tu autorización, te agregaran como interesado en algún partido político, o te pueden robar tu identidad (Vaya sorpresa que te vas a llevar si quieres entrar a un país en donde utilizaron tu identidad para hacer delitos como: traficar armas y drogas, venta de contenido para adultos con uso de infantes o fraudes en instituciones bancarias).

 

Pero… ¿Como evitarlo?

 

¡No creas todo lo que ves!

No sé si te ha pasado que navegando en internet te encuentras con un test de preguntas tontas que dicen: ¿Cómo te verás en 20 años?, Descubre que amigo te traicionará, ¿Cuál será tu personaje para este Halloween?, etc. ¡No lo creas! Es más, ni lo abras porque automáticamente acceden a tu información para poder responder el test o para que puedas ver el contenido.

 

 

¡No instales todo lo que encuentres!

Muchas veces por falta de conocimiento y por necesidad de algún programa o aplicación móvil, instalamos todo lo que encontramos de diferentes páginas de internet o tiendas de aplicaciones, pero… ¡verifica que sean de fuentes fiables! (o en su defecto verificadas); ya que sin nuestro consentimiento instalamos los famosos Keylogger estos son programas que se dedican a recabar todo lo presionado en nuestros teclados, memorizándolo para después enviarlo a las personas que los crearon.

 

No descargues documentos de cualquier sitio o de destinatarios desconocidos.

 Ya que pueden estar disfrazados de documentos, pero en realidad son archivos ejecutables ( exe, app, etc) que cuando tratas de abrirlo ves que no pasa nada, pero para el sistema resultan ser un virus que infectan tu máquina y con el que pueden recabar información o disminuir el rendimiento de tu computadora y/o celular.

 

Imagen extraída de: sensorstechforum.com

 

No llenes formularios solo por llenarlos.

Recuerda que, aunque se parezcan del todo a las paginas oficiales, ¡son falsas!; tienen URL (dirección de página web) casi idénticas, pero con puntos o guiones de más, así que no porque te aparezca una ventana emergente pidiéndote tu registro para ver una película on-line lo debes hacer, simplemente son distracciones para recabar tu información.

 

 

No tomes en cuenta toda la publicidad.

La mayoría de veces después de un arduo trabajo en buscar un artículo en tiendas on-line, te das cuenta que desde la bandeja de tu correo hasta tu perfil de tu red social te encuentras con publicidad relacionada a lo que previamente buscaste, pero abres la pagina y valla sorpresa el producto anunciado no aparece y en su lugar solo hay una página en blanco, pidiéndote validar tu cuenta porque te saliste “sin querer”( ja ja sé que te ha pasado más de una vez) ¡no lo valides! mejor regresa o abre tu cuenta en una pestaña nueva.

Así que se más cuidadoso no seas tan ingenuo, recuerda que nuestra información personal es muy valiosa y en manos equivocadas puede prestarse para secuestros, extorciones u otros delitos más graves.

 

 

Marcos HAD

One Reply to “Publicidad engañosa… ¿Para obtener mi información?”

Deja un comentario